Fachada ventilada

En el montaje de paneles ProdEX es indispensable la utilización de una fachada ventilada.

Para el buen comportamiento de este tipo de paneles es muy importante que las diferencias de humedad y temperatura entre ambas caras del panel sean mínimas. La fachada ventilada tiene varias ventajas respecto a una fachada convencional:

  • La fachada ventilada nos proporciona estanqueidad frente a la lluvia y evita que el agua penetre en la cámara de aire.
  • Proporciona buena difusión del vapor de agua del interior del edificio hacia el exterior.
  • La fachada ventilada genera una constante ventilación de aire y evita que haya estancamiento de humedad y que se humedezca el aislamiento.
  • Reduce movimientos de estructura del edificio, porque al ventilar la fachada, se reducen las variaciones de temperatura.
  • Reduce al mínimo los puentes térmicos.
  • Se consigue un ahorro energético del 5 al 10%, por absorber menos calor en verano y dispersar menos calor en invierno.
  • Fácil montaje, desmontaje y buena solución en rehabilitaciones.
  • Mejora el aislamiento acústico.

Para proporcionar un buen funcionamiento de la fachada ventilada de ProdEX, las dos caras del tablero deben estar expuestas al aire. Para esto hay que tener en cuenta estos puntos esenciales:

  • La cámara de aire entre los paneles y el aislamiento o cerramiento debe ser como mínimo de 20 mm si bien se deberá respetar lo indicado por las legislaciones nacionales o locales. Por ejemplo, el Código Técnico de la Edificación (CTE) en España define una cámara de 30 mm a 100 mm.
  • Dejar una abertura de mín. 20 mm en la parte inferior y superior de la fachada, así como en las puertas y ventanas, para que pueda circular el aire verticalmente.
  • Se recomienda usar únicamente rastreles verticales ya que no interfieren en la circulación del aire. En caso de utilizar listones horizontales que dificultan la ventilación en sentido vertical, deben preverse perforaciones en dichos listones de forma que permitan una ventilación de 20 cm2/m en revestimientos de fachada de una altura de hasta 1 metro y de 50 cm2/m en revestimientos de fachada de una altura superior a 1 metro.